Acuerdo entre Fundadores

Como fundador debes enfrentar una amplia gama de decisiones a la hora de construir tu startup, como ser decisiones de mercado, producto, financiamiento y muchas más. Es tentativo que quieras priorizar cualquiera de estas elecciones en lugar de enfocarte en cómo estructurar tu propio equipo, algo que es comprensible y a la vez muy peligroso.

Una forma sencilla de estructurar tu compañía es a través de un acuerdo entre fundadores. Es importante definirlo bien al inicio principalmente porque protege la viabilidad futura de la empresa, aumenta las probabilidades de levantar capital de riesgo, define las reglas de juego y ayuda a los fundadores a tener las pláticas incómodas que generalmente evitan. Resolver estos puntos de tu compañía a tiempo será clave a la hora de evitar problemas críticos.

 

Los principales elementos que se definen en un acuerdo entre fundadores son:

  • Roles y Responsabilidades.
  • División de Acciones
  • Vesting.
  • Propiedad Intelectual.

Roles y Responsabilidades

El objetivo principal de definir los roles y responsabilidades, es promover la creación de una cultura abierta en los fundadores, basada en la colaboración y el compartir entre ellos. Un error común que tienen demasiadas startups es el pensar que cada decisión tiene que hacerse colectivamente y que cada fundador tiene control sobre cada decisión. Muchos hacen esto para evadir conflictos o timidez, aunque la toma de decisiones colectivas te puede parecer la solución adecuada, solamente crea confusión y frustración para el resto del equipo. Esto no significa que debes convertirte en un tirano y tomar todas las decisiones sin llegar a un consenso. Lo que estoy diciendo es que tú y tu equipo deben comprometerse a ejecutar su rol de la mejor manera posible y definir bien las actividades que cada quien va a realizar y por las cuales se compromete a ser responsable.

Un ejemplo de asignación de roles es el siguiente:

Cristian Espinoza se enfocará en el desarrollo del negocio, finanzas y estrategias móvil de la compañía.

Jorge Destephen se enfocará en el manejo de la base de datos, análisis de datos y el desarrollo backend de la compañía.

Jose Giron se enfocará en el desarrollo web incluyendo pero no limitando al frontend y backend de la compañía.


División de Acciones

Si una empresa es exitosa tiene la opción de una salida, ¿Qué significa esto? básicamente es la venta de las acciones de la compañía al público o a una empresa privada; los fundadores, inversionistas y empleados que posean acciones reciben una cantidad de dinero conforme al porcentaje del que sean dueños. Por ejemplo, si vendes tu compañía en 100 millones de dólares, y eres dueño del 50% de las acciones, recibirás 50 millones, e igual los inversionistas y empleados también recibirán lo que les corresponde. Por esta razón la división de acciones es uno de los temas más delicados y donde muchos fundadores cometen errores. Un descuido te puede costar la renuncia de buenos socios o gastar miles de dólares en abogados.

Nuevamente dividir todo equitativamente no es la mejor opción, una división igual envía señales preocupantes a los inversionistas sobre la capacidad del equipo para negociar con otros y para hacer frente a problemas difíciles entre ellos mismos. No es la división equitativa en sí la que desanima a los inversionistas, es el hecho que son un síntoma de problemas más grandes en la empresa. Para evitar esto, simplemente haz una tabla de asignación de acciones basada en los aportes de los socio. Cada contribución suma puntos los cuales añaden porcentaje en acciones de la empresa; entre más colabore un socio, lo justo es que tenga más acciones. Los aportes deben ser a futuro y no en pasado. Los aportes en pasado no agregan ningún valor y perjudican el desempeño en la empresa; desarrollar un modelo de negocio estable puede tomar varios años y estoy seguro que no te gustaría que tu socio tenga más acciones por algo que hizo al inicio mientras tú te quiebras la espalda por años.

Aportes pensados en pasado:

  • Yo tuve la idea.
  • Yo hice el prototipo.
  • Soy el COO (Jefe de Operaciones).
  • Llevo 3 meses trabajando en el proyecto.

Aportes pensados en futuro:

  • Ejecución de ideas.
  • Generación de valor.
  • Compromiso de tiempo.

Al final si todos tus socios están de acuerdo tendrás una división de acciones similar a esta:


Vesting

Ya tienes una increíble idea y un gran co-fundador con el que quieres trabajar, se han dividido las acciones en 60–40% y deciden trabajar duro los primeros meses, lastimosamente resulta que tu socio tiene problemas familiares así que deja el negocio. Pero, tú sigues creyendo en la empresa e igual sigues trabajando duro por varios años hasta que haces las cosas funcionar y logras vender la compañía por 500 millones de dólares. En ese momento recibes una llamada de tu antiguo socio pidiéndote los 200 millones que le pertenecen debido a que acordaron que él tenía 40% de las acciones al inicio. Algo no esta bien ¿Verdad?.

En esencia, vesting significa que al inicio los fundadores tienen su paquete completo de acciones y que la compañía tiene el derecho a comprar un porcentaje en caso que el fundador deje la empresa, protegiendo así a los socios y a la compañía. Normalmente las cláusulas de vesting son de 4 años con 1 año de “Cliff”, esto significa que solamente puedes obtener acciones después de cumplir el primer año, luego cada mes tendrás un mayor porcentaje hasta que estés en el mes 48 donde estará completa la adquisición.

Tomando como base la siguiente cláusula:

El interés de Cristian Espinoza en la Compañía se otorgará de acuerdo con un período de cuatro (4) años a partir del 22 de marzo de 2016, que se devolverá 1/48vo por mes a cambio de servicios consecutivos. Adicionalmente, el programa de adjudicación de Cristian Espinoza estará sujeto a un cliff de un (1) año.

Si soy el dueño del 50% de las acciones y dejo la compañía el 21 de marzo de 2017, la empresa obtiene devuelta el 50% que me pertenece y yo quedo con cero. En cambio si dejo la compañía el 23 de marzo de 2017 puedo retener un 25% de mi 50% o sea, el 12.5%. Si dejo la compañía dos meses después del año (23 de mayo de 2017) obtendré el 14.58%.


Propiedad Intelectual

Cuando conviertes una idea en un plan de negocios, prototipo o producto, estás creando propiedad intelectual (IP). La propiedad intelectual puede ser de distintas formas pero lo más importante que tienes que recordar es que cualquier IP creada para tu compañía debe pertenecer a la empresa y no a los individuos que crearon la IP. Esto aplica para todos los que trabajan con tu empresa (consultores, empleados, socios, entre otros).

Crear una empresa es como el matrimonio, estarás una gran parte de tu tiempo con tus co-fundadores y si bien todos se casan con las mejores intenciones, tienes que prepararte para que en caso de alguna disputa la compañía no se vea afectada.


Si te gustó este artículo, nos puedes ayudar a compartirlo para que otras personas lo vean o simplemente dejar un comentario. 💪

Ayúdanos a compartir

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *